Teenagers hands playing tug-of-war with used rope

Artículo en El Confidencial: El peligroso juego de la ‘indeflación’

Tras un descanso estival de publicación -que no de trabajo, que ha sido todo lo contrario- durante el mes de julio, retomo los artículos en El Confidencial abordando un tema que me preocupa bastante cómo va a terminar. Me refiero al inédito experimento monetario que están haciendo los bancos centrales para combatir la tendencia a […]

perpetuum_mobile

Artículo en El Confidencial: El BIS enmienda la plana a los bancos centrales

Seguramente han escuchado ustedes hablar de las máquinas de movimiento perpetuo, dispositivos mecánicos ideados y construidos de forma que, tras un impulso inicial, son capaces de mantenerse en movimiento indefinidamente sin requerir ningún aporte de energía. Desde la Alta Edad Media, ha habido numerosos intentos de fabricar tal artefacto, pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando la imposibilidad de la existencia de tales ingenios fue definitivamente demostrada por el físico alemán Hermann von Helmholtz. Pues bien, lo que la física ha resuelto hace siglos sigue sin ser descubierto por los economistas de los bancos centrales, que piensan que la economía puede crecer indefinidamente a base de deuda creada de la nada.

mas_madera_groucho

Artículo en El Confidencial: ¿Más crédito artificial? ¿Para qué?

Seguramente conocen ustedes la famosa escena del tren de la película de 1940 Los hermanos Marx en el Oeste y la frase que gritaba Groucho Marx, que se ha convertido en uno de los iconos del cine: “¡Es la guerra! ¡Más madera!”. Aunque en realidad la frase exacta es “¡Traed madera!” y en la versión original no se pronuncia el equivalente en inglés, la secuencia podría ser una alegoría de lo que debió ser la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) el pasado jueves 5 de junio, cuando se acordó la conocida batería de medidas expansivas. Decisiones de política monetaria orientadas, todas ellas, a reactivar el crédito no hipotecario a familias y empresas.